Ayuda
córnea[cornea]
f. (Anat.) Membrana dura y transparente situada en la parte anterior del ojo, engastada en la abertura anterior de la esclerótica y un poco más abombada que ésta.
[corn(ū) lat. 'cuerno' + -ea(m) lat. ]
Leng. base: lat. Medieval calco del gr.. Lat. mediev. tunica cornea 'córnea' por traducción de gr. keratoeidēs khitṓn 'córnea'; docum. en fr. en 1314 y en esp. en 1450 tunjca cornea.
documentación reciente de córnea           documentación histórica de córnea
>> ir al comentario >>
Esta palabra también aparece en las siguientes entradas:
botrio; capa; cistinosis; conjuntiva; córneo, a; élitro; escama; ictiosis; leucoma; mandíbula; oftalmometría; pterigion; queratitis; queratocito; queratocono; queratomalacia; queratoplastia; queratosis; queratotomía; sinequia; uña; vítreo, a; xeroftalmia
 

IMAGEN

[pulse sobre la imagen para ampliarla]
procedencia de la imagen: http://www.nlm.nih.gov/MEDLINEPLUS/
Comentario
De calcos, túnicas, cuernos, membranas y camisetas
Dice Aulo Cornelio Celso, autor en el s. I d.C. de una enciclopedia romana de la que sólo conservamos la parte de medicina (se duda sobre si fue de hecho médico):

«El ojo tiene dos membranas en lo más externo, de ellas, la más exterior la llaman los griegos ceratoeides, ... la que está por debajo choroides.» 7.7.13.

Esta información de Celso tiene sus puntos de interés:

* En la época de Celso no se distinguían terminológicamente la córnea de la esclerótica.

* El latín carecía de palabras para designar las membranas del ojo y usaba los términos griegos.

* Aunque quizá no se vea con claridad en la traducción, en el texto latino se aprecia que ceratoeides funciona como adjetivo de la palabra que hemos traducido como 'membrana' y que en latín se corresponde con tunica. Este uso de lat. tunica como 'membrana' se debe a un calco de griego χιτών khitṓn. En efecto en griego κερατοειδὴς χιτών significaba 'membrana córnea'.

* Celso es el autor antiguo en el que antes se documenta la palabra griega κερατοειδής keratoeidḗs. Como se comprueba en la cita anterior, documenta su uso para una membrana del ojo. Ya hemos visto en otras palabras de la semana que, a pesar de que el volumen de escritos griegos sobre medicina es mucho mayor que los latinos, sin embargo, a veces, los autores latinos son los primeros que atestiguan el uso de alguna palabra griega; son avatares de la transmisión de las fuentes antiguas.

Pues bien, κερατοειδής keratoeidḗs es un compuesto y significa 'que se parece al cuerno'. Rufo de Efeso, un autor griego un siglo posterior a Celso, muy preocupado por las palabras médicas, nos dice lo siguiente:

«La primera de las dos membranas del ojo tiene dos nombres, κερατοειδής keratoeidḗs la parte del medio y que llega hasta el iris, porque se parece a los cuernos pulidos, y se llama blanca todo el resto.» (De corporis humani appellationibus 27.3.)

Por tanto, a finales del s. I vemos que los griegos distinguían terminológicamente la córnea de la esclerótica. Sin embargo, por lo menos a partir de la información de los documentos que conservamos, ni en latín clásico ni en latín tardío se dio el paso de traducir o calcar la denominación griega. Probablemente se usaba directamente la forma griega ceratoeides. Hay que esperar a la Edad Media para que se produzca el calco.

Las primeras documentaciones que nos da el diccionario de Lehmann-Stroux de cornea tunica son las siguientes:

* En la Anatomia porci, que hemos citado ya en el comentario de capilar, fechada entre 1110 y 1120, se afirma: «tunica quae est iuxta eam (coiunctivam) dicitur cornea», es decir, "la membrana que está en contacto con la conjuntiva se denomina córnea" (Anatomia porci 97).

* En un tratado de cirugía de mediados del s. XIII se dice "la cirugía en los ojos es motivo de mucha preocupación por miedo a que se afecte la córnea (tunica cornea)" (Brunus Longus Chirurg. 2.1.4).

* Alberto Magno, también a mediados del s. XIII, nos confirma que en latín medieval llamaban tunica cornea exactamente lo mismo que nosotros decimos córnea porque insiste en su transparencia (De sensu et sensato).

Así las cosas no debe extrañarnos que en 1314 en un texto francés se diga tunique cornée o que en esp. en 1450 encontremos tunica cornea o sencillamente, ya como sustantivo, córnea.

No cabe duda de que tanto cornea como tunica son palabras latinas; ahora bien, que cornea signifique 'córnea' y que tunica quiera decir 'membrana' sólo se explica por los significados que tenían en griego las palabras que calcaron; como hemos visto, en el caso de cornea se trataba de κερατοειδής keratoeidḗs y en el de tunica de χιτών khitṓn. Eso es lo que se denomina en lingüística un calco. Al traducir un término de una lengua a otra se hace que el término elegido en la lengua de llegada adopte significados que no existían en dicho término y que pertenecen a la lengua de partida. En efecto en latín cornea significaba 'hecha de cuerno', 'dura como el cuerno' y sólo empezó a significar 'membrana dura y transparente del ojo' cuando se utilizó para traducir κερατοειδής keratoeidḗs. De la misma forma tunica en latín significaba 'prenda de vestir interior' (algo así, como una camiseta) y sólo empezó a significar 'membrana' cuando se utilizó para traducir griego χιτών khitṓn.

Nos habíamos propuesto con este comentario explicar un calco y al final hemos comentado dos, uno se produjo en latín medieval (cornea) y otro estaba ya en latín clásico (tunica). Está claro que es un fenómeno frecuente y nada raro en vocabulario técnico como el que nos ocupa.

Referencias bibliográficas.

La pfra. de árabe la Universidad de Salamanca, Concepción Vázquez nos aporta un dato de interés y que obliga a modificar nuestro comentario. Nos dice que el calco de córnea está exactamente igual en árabe donde la córnea se llama al-tabaqa al-qarniyya 'túnica del cuerno'. Teniendo en cuenta que el tratado en el que se documenta por primera vez en latín medieval está muy influido por la medicina árabe, estaríamos por tanto ante un caso paralelo en todo al de capilar (en el comentario de esa palabra se documenta el influjo árabe de la Anatomia Porci que hemos citado). La metáfora griega habría llegado al latín medieval no desde el griego directamente, sino a través del árabe, es decir, en un viaje griego-árabe-latín.

Francisco Cortés. Septiembre de 2009.

© https://dicciomed.eusal.es. Reservados todos los derechos.

Cada quince días en dicciomed una nueva palabra de la semana (excepto los meses de julio y agosto). Vea el listado de las publicadas. Suscripción por email / por RSS




PALABRAS

  Biología
  Medicina
  Todos los Términos


Ordenadas por:
Fechas
Campo científico
Lengua de origen
Acuñaciones
Creadores

ISBN: 8478005722