Ayuda
Lexema: inmunidad lat. im-mūn(itātem)     'sin obligación', lat. cient. 'inmunidad'

inmunidad[immunity]
f. (Fisiol.) Estado de resistencia, natural o adquirida, que poseen ciertos individuos o especies frente a determinadas acciones patógenas de microorganismos o sustancias extrañas. Respuesta específica de un organismo a la acción de los antígenos.
[im-mūn(itātem) lat. 'sin obligación', lat. cient. 'inmunidad']
Leng. base: lat. Neol. s. XIX. Docum. en 1103 en esp. con el valor de 'exención de tributos'. Sust. abstracto derivado del adj. lat. immūnis 'exento', 'libre de obligación'; en sentido actual desde 1866. Es posible que influyera para el nuevo valor el v. immunīre 'defender desde dentro', término militar de lat. clásico, donde in- significa 'dentro'.
documentación reciente de inmunidad           documentación histórica de inmunidad
>> ir al comentario >>
Esta palabra también aparece en las siguientes entradas:
autoinmunidad; corticoide; inmunología; inoculación; vacunación
Comentario
De la exención fiscal a la inmunología
Immūnis en latín, como compuesto que es, está formado por un elemento negativo in y una forma adjetival relacionada con el sustantivo mūnus 'tarea', 'obligación', 'tributo', por tanto, en conjunto significa 'que no tiene obligación'. Según eso, si uno busca en un diccionario de latín el término immūnitas, el sustantivo abstracto derivado del adjetivo, encuentra los siguientes significados 'exención de un tributo' y de forma algo más general 'exención de obligaciones', como, por ejemplo, las militares. No se entiende qué tienen que ver estos valores con la medicina. Si uno parte de immūnis y bucea en los significados de este adjetivo, descubre que ya Plinio, s. I d.C., asociaba immūnis con el dolor y así nos dice que "si se enjuagan los dientes con sangre de tortuga tres veces al año se hacen inmunes al dolor" (32.14). En la misma línea puede encontrar uno expresiones en las que se dice immunis ab malis 'libre de mal'. Desde nuestro concepto moderno del término es muy curioso el uso que hace Lucano (s. I d.C.) en 9.895 cuando afirma que los psilios (un pueblo del N. de África) eran inmunes a las mordeduras de serpiente porque la naturaleza los colocó en un lugar infestado de serpientes y les dio esa protección.

Así las cosas no debe de extrañarnos que en la Edad Media se puedan encontrar expresiones en las que aparece immunis referido a alguien al que no le afecta la peste. Este uso vuelve a aparecer en latín del renacimiento, así en el libro de Alejandro Massaria sobre la peste de 1579.

Dejando al margen la cuestión terminológica, desde un punto de vista médico, a propósito del concepto de inmunidad, es muy citado el pasaje de Tucídides, s. V a.C., en el que habla de la peste que asoló Atenas en el año 430 a. C. durante la guerra del Peloponeso porque se menciona que aquéllos que la habían sufrido no volvían a contraerla; por ello se considera que Tucídides (o médicos de su época) había hecho un descubrimiento importante sobre la inmunidad. El pasaje de Tucídides (2.51 de su Guerra del Peloponeso) dice textualmente:

«Lo más terrible del mal en su conjunto era el desánimo cuando uno se notaba afectado –pues entregados a la desesperación se abandonaban mucho más y no le hacían frente– y el hecho de que al contagiarse por cuidar unos de otros, morían como rebaños. ... Sin embargo, los que se habían librado, mostraban una compasión mayor por el moribundo y el enfermo por haber experimentado la enfermedad y estar ya tranquilos, pues no atacaba dos veces a la misma persona hasta el punto de matarla.» (En la traducción de F. Romero Cruz, Madrid 1988).

Aunque no existe unanimidad, a pesar de la exactitud médica de la descripción de la peste que hace Tucídides, hay que excluir que se trate de una peste en el sentido médico del término, se piensa más bien en unas fiebres tifoideas o tifus epidémico, sobre la discusión se puede ver esta página.

También es muy citado el ejemplo de inmunización al veneno de Mitrídates del Ponto (se trata de Mitrídates VI, ss. II-I a.C.) a base de tomar cantidades pequeñas de veneno del que buscaba inmunizarse.

En cualquier caso el muy sabio Oxford English Dictionary tiene citas del s. XVII en las que se usa inmunidad en contexto médico y de forma progresivamente más cercana a la actual. Así en una de 1689 se dice textualmente «la edad avanzada supone un mayor desafío en la inmunidad frente a ellas [la viruela y las paperas] que otras épocas de la vida.» Como nos señala Elena Pingarrón, es posible que influyera para el nuevo valor el v. immunīre 'defender desde dentro', término militar de lat. clásico, donde in- significa 'dentro'; es decir, se habría producido un cruce entre los significados de immūnitāt(em) y los de immunīre cuyos prefijos in- son de distinto origen y significado.

El siguiente paso decisivo para desarrollar el concepto moderno de inmunidad y punto de arranque de la inmunología moderna fue la vacunación introducida de forma definitiva por E. Jenner a finales del s. XVIII, aunque se pueden documentar antecedentes del proceso mucho antes con buenos resultados, también para la viruela. Pero nuestro propósito no es hacer una historia de la inmunología; existen varias notables y recientes; en primer lugar en español tenemos Historia de la inmunología de 2002, de Javier Mazana (reseñada en Panace@, como puede verse en este enlace); en inglés, History of Immunology hecha por un inmunólogo en un libro de más de 500 páginas publicado en el 2009 cuyo autor es Arthur M. Silverstein; en francés, A.M. Moulin, Le dernier langage de la médecine: histoire de l'immunologie de Pasteur au sida, Paris 1991. Sólo queremos señalar algunos de los pasos fundamentales para que se configurara el concepto moderno de inmunidad que tanto el citado Oxford English Dictionary como el Robert para el francés fechan en 1866.

Para el desarrollo de la inmunología habría que hablar, entre otros, evidentemente de L. Pasteur y el desarrollo de las vacunas, especialmente la de la rabia (1885), de P. Ehrlich del que hemos hablado en el comentario de anticuerpo por ser el responsable de introducir esa palabra (y, lo que es más importante, el propio concepto), de Clemens von Pirquet que acuñó la palabra alergia en 1906. Sin embargo, debemos confesar que hemos fracasado en nuestro intentó se ponerle nombre a la persona que introdujo inmunología, cosa que debió suceder entre 1906 y 1909 (en esta fecha aparece ya documentada la palabra en inglés). Curiosamente, sabemos que fue S. Arrhenius quien acuñó immunochemistry en 1907 (sin duda porque fue premio Nobel de química en 1903 y se publicitó mucho su currículo). Desde otro punto de vista, más cercano a nuestras preocupaciones, sería ésta la primera palabra que usó la forma inmuno- para hacer el compuesto, exactamente como ocurre con inmunología y muchas otras, cuando, al tratarse de un término latino el primer elemento del compuesto debería haber sido immuni-. Si alguno de nuestros sesudos lectores nos puede dar pistas sobre quién acuñó, en qué fecha y en qué lengua moderna inmunología le estaremos muy agradecidos.

Con posterioridad a la redacción de este comentario, en 2015, J.M. Igea publicó una historia muy detallada del término inmunidad con muchos más datos y de gran interés para la historia de la palabra, el concepto y, en general, de la inmunología. Puede verse en este enlace.

Francisco Cortés. Noviembre de 2009, modificado en febrero de 2012.

© https://dicciomed.eusal.es. Reservados todos los derechos.

Cada quince días en dicciomed una nueva palabra de la semana (excepto los meses de julio y agosto). Vea el listado de las publicadas. Suscripción por email / por RSS




PALABRAS

  Biología
  Medicina
  Todos los Términos


Ordenadas por:
Fechas
Campo científico
Lengua de origen
Acuñaciones
Creadores

ISBN: 8478005722